Fuente Álamo, la caricia del tiempo

Fuente Álamo, la caricia del tiempo
72 min | España | 2001

"Ya ves" cantan los Cronopios coreados con entusiasmo por los adolescentes de Fuente Álamo. Unas horas antes el párroco del pueblo comienza a leerles a los feligreses en El Eclesiastés "Hay un momento para todo y un tiempo para cada acción", a lo que le sigue una larga cita de la que uno quisiera deducir que la vida será corta pero, al fin, el tiempo no es lo que nos falta. "Fuente Álamo" va en cierto modo de eso: de momentos vividos a conciencia y de un tiempo que se desliza placentero y recuerda el fluir de un río en calma. En todo caso un fluir que nada tiene que ver con las sobredosis de adrenalina y el frenesí urbano y ya sólo por eso nos envuelve en un estado de ánimo inocente y luminoso. La cámara se enamora de los personajes, el paisaje y los objetos y se instala con la ternura que le inocula la propia vida del pueblo.




Formato original: 
35 mm Color
Idioma: 
Castellano

Imagen: 
Marc Cistaré
Sonido: 
Verónica Font
Montaje: 
David Vericat, Pablo García
Producción: 
Luis Miñarro. Ramón García y Núria Pérez de Lara



Festivales

Festival de Cine Independiente de Barcelona “L’Alternativa” 2001
Festival Internacional de Cine Mediterráneo de Montpellier 2002
Roma Film Festival 2002
Festival “Filmer A Tout Prix” 2002
Festival dei Popoli 2002
Bfi London Film Festival 2002
Doc’s Kingdom 2002
Festival Internacional de Karlovy Vary 2002
Festival du Nouveau Cinema et des Noveaux Medias de Montreal 2002
Festival de Documental de Lisboa 2002
Cinema du Reel 2005



Texto sobre la película

Menos mal que en este cine español que ha optado por ser ciego y sordo aunque resultón y estruendoso, subsisten o surgen algunos resistentes, cuyo único punto en común parece ser que respetan la realidad, el cine y al espectador, y que por tanto confían en ellos. Es Fuente Álamo, la caricia del tiempo, primera promesa de Pablo García, lo que más esperanza me permite depositar aún en el futuro de nuestro cine. Es una película atenta y generosa, que espera con paciencia y serenidad, sin temor al azar, a que las cosas sucedan, sin violentarlas: las capta así en su verdad, con su gracia, con su dramatismo no amplificado. Hay vida en ella, más allá del documento, y es, sin proponérselo, una película verdaderamente musical.

Miguel Marías

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene como privado y no se muestra públicamente.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Allowed HTML tags: <a> <em> <strong> <cite> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • You may use <swf file="song.mp3"> to display Flash files inline

Más información sobre opciones de formato